Consejos para preparar una prueba de nivel de inglés


¡Vas a participar en una prueba para idioma inglés! Si es así, debes prepararte con antelación. Por otra parte, no olvides que cada tipo de examen tiene características distintas. Por ello, se evalúan habilidades diferentes en un mismo idioma. A esto se añade, que son exámenes que se adaptan a distintos niveles. Por ello, te recomendamos que sigas los consejos que mencionamos a continuación. Solo de esa manera lograrás estar preparado para el examen que deseas presentar.

1.- Determina cuál es tu verdadero nivel de inglés

Se trata de algo relevante. No pretenda presentar un examen del nivel alto, cuando sucede que no tienes suficiente dominio de este idioma. Por otra parte, también es de gran utilidad que descubras cuáles son tus puntos débiles. Por ejemplo, quizás tengas una excelente pronunciación. No obstante, resulta que lo dominas ni la escritura ni la gramática.

 Igualmente, puede suceder lo contrario. Personas que saben escribir y leer muy bien, pero su problema es la pronunciación. En dado caso, te recomendamos que sepas cuál es tu verdadero nivel en este idioma. Ello te permitirá estudiar con más ahínco aquellos aspectos en los que presentes inconvenientes.

2.- Realiza una prueba de inglés por tu cuenta

Te recomendamos que descargues exámenes de este idioma en la web. Hay varios que simulan muy bien las devaluaciones que se realizan a las personas que desean aprobar un nivel de inglés. De esa manera, vas entrenando por el momento en que deba presentar la prueba.

Trata de disimular las condiciones de la evaluación. Por ejemplo, procura limitar te han un tiempo determinado para contestar la prueba descargada de Internet. Igualmente, trata de tener la misma cantidad de preguntas que vas a tener en la prueba. Ten en cuenta que este tipo de exámenes suelen combinar distintos habilidades: lectura, escritura, comprensión, habilidad para escuchar y para hablar en inglés.

3.- Antes del examen has actividades en inglés

Simple: ve a grupos de conversación. ¡Dedícate a leer en inglés! Si te gusta leer, entonces repasa libros en ese idioma. Igualmente, puedes hacer una labor interesante: ver tus películas predilectas en inglés con subtítulos en inglés.  Puedes hacer esto mismo con tus series predilectas. Incluso, te recomendamos que veas los noticieros en ese idioma.

Si te gustan los deportes, entonces te recomendamos que veas transmisiones con locución en idioma inglés.  En buena medida, se sabe que los idiomas se aprenden mejor cuando se practican de manera lúdica. Es decir, divertirse es la mejor manera de ganar interés y dominar un nuevo idioma.

4.- Hacer énfasis en el vocabulario

En ocasiones, las personas fallan en estas evaluaciones gracias a que no se enfocan en el léxico que necesitan conocer. ¿Qué significa esto? Simple: las evaluaciones de inglés son heterogéneas. Son enfocadas a determinados requerimientos.

Por ejemplo: no es igual un examen para evaluar a una persona que va a residir o trabajar en un país de hablar inglesa, a una prueba académica. Igualmente, hay ciertas áreas profesionales que exigen el dominio de un léxico específico.

En tal sentido, se recomienda dedicarse a estudiar el vocabulario necesario y no desviarse de ello. De esa manera, se logra hacer énfasis en aquello necesario para lograr aprobar la evaluación.

4. –Tener un diccionario personalizado de inglés

Muy relacionado con el punto anterior.  La persona debe anotar aquellas palabras que más le cuesta memorizar. A esto, se añade que se deben buscar palabras específicas, relacionados con la temática de la evaluación.

Hay que tener en cuenta que un diccionario es genérico. Tiene las palabras, verbigracia, en orden alfabético. En cambio, se puede hacer un diccionario personalizado ordenando los vocablos de acuerdo a su uso. Por ejemplo, léxico para “saludar”, para pedir alimentos en una venta de comida, para pedir una dirección, etc.

Igualmente, en un diccionario personalizado se pueden anotar frases completas. De esa manera, se evita el típico problema de aprender un idioma “palabra por palabra”, casi a cuenta gotas, lo cual no permite tener la habilidad comunicacional necesaria.

Te recomendamos que sigas los consejos anteriores al pie de la letra. De esa manera, podrás tener mayor seguridad a la hora de presentar la evaluación y salir airoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *