¿Aprender inglés es fácil?


La respuesta es afirmativa: sí es fácil aprender. Es uno de los idiomas más sencillos, caracterizado por la practicidad. A diferencia de otros idiomas que son más ampulosos, con una gramática más enrevesada, la lengua inglesa tiene menos variaciones en la estructura; así como en la morfología de cada una de sus palabras.

¿Cuál es el detalle con el inglés? En dado caso, hay que estar atentos a su pronunciación ya que se pronuncia de manera distinta a cómo se escribe. Empero, es un detalle solucionable, aunque deja en claro que para aprender inglés (tanto el listening como pronunciation) implica escuchar y esmerarse en hablar este idioma.

Las razones por las cuáles el inglés es un idioma sencillo

Hay que decir que el inglés es un idioma mucho más fácil que el español. No nos percatamos de ello ya que estamos acostumbrados a la dicción y gramática hispánica. Empero, sucede que desde el punto de vista gramatical, el inglés es más fácil de usar. Esto se puede explicar teniendo en cuenta consideraciones como las siguientes:

  • Las conjugaciones: los tiempos verbales son muy sencillos en inglés. En cambio, en español hay que estar pendiente de las distintas formas verbales, tales como: pasado, presente, futuro, copretérito, pluscuamperfecto, antepretérito, antepresente y otras más. Además, en idioma español hay una enorme cantidad de verbos de tipo irregular.
  • Expresión con soltura: el inglés es más expresivo que el español. Permite decir contenidos cargados de emociones o intenciones con mayor facilidad. En tal sentido, al conversar en este idioma se tiene más posibilidad de dejar fluir las ideas e intenciones del hablante. El español es más restringido en ello.
  • No hay desemejanzas entre el masculino y femenino: en inglés los sustantivos no ameritan cambios cuando son masculinos, femeninos o neutros. Ello hace menos engorroso el uso del vocabulario, específicamente en lo tocante a la morfología de las palabras.
  • Hay muchas palabras parecidas entre el inglés y el español: ciertamente, esto sucede con frecuencia. Por ejemplo:

car = carro

planet = planeta

animal = animal

hospital = hospital

dentist = dentista

race = raza

gasoline = gasolina

Son los casos donde lo antes dicho sucede. Por eso, tener un buen vocabulario en inglés es bastante fácil teniendo como punto de partida el español.

  • La ortografía es más fácil: hay menos signos, como por ejemplo los acentos o las diéresis, así como el doble signo de interrogación o de exclamación. Por ello, al escribir una redacción en inglés no es necesario estar atentos en tantos detalles, pudiendo escribir con mayor rapidez y con detenimiento en la expresividad de las palabras.
  • Hay muchos recursos para aprender inglés en Madrid: en Internet sobran las páginas web en inglés. También, sucede que hay una enorme cantidad de películas en ese idioma. Con la tecnología actual, cualquier persona puede ver un filme en inglés y colocar subtítulos también en inglés. De esta manera, se puede cotejar en paralelo el listening con el reading. ¡Una excelente alternativa!
  • Las frases son más sencillas: se elaboran con más sencillez y son más expresivas. En español, la articulación de las palabras es más compleja y atañe matices que pueden complicar la semántica. En el inglés, este es un problema menor.
  • Un idioma muy difundido: hay muchos libros en inglés, así como recursos para practicarlo. La mayor parte de las personas bilingües conocen el inglés más su idioma nativo. Por ende, es factible conseguir gente con quien practicar una conversación en este idioma. Esto mismo no sucede con idiomas como el chino, ruso, italiano, etc.

Incluso puedes tomar las clases particulares de inglés impartidas por distintos profesores nativos. Estos metodos son recomendados 100%.

Por todo lo ya aludido, se infiere que el inglés es un idioma de fácil aprendizaje: no amerita esfuerzos per se, y además hay muchas maneras de aprenderlo. Además, la docencia del inglés no es para nada complicada. De esa manera, se perfila como una gran opción para quienes desean dominar un segundo idioma, lo cual les resulta de enorme utilidad.

¿Qué ventajas tiene saber inglés? Pues, son muchas a decir verdad. ¿Ejemplos?  Simplemente tener en cuenta que es el idioma internacional más divulgado. También, que gracias al inglés se abren interesantes compuertas de trabajo y académicas. Igualmente, que mucha de la tecnología de Internet y comunicaciones actuales utiliza palabras en inglés. Esto lo puedes aprender en los cursos de inglés A1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *