El inglés seguirá siendo la lengua oficial de la UE pese al Brexit


Muchos especulan que el inglés quedaría fuera del marco de la Unión Europea (UE) con los acontecimientos del Brexit. ¡Pero no es así! Se especuló mucho sobre que el francés, alemán e incluso el español podían sustituir la lengua inglesa en la UE, pero sucede que esta última ha sido ratificada como modo de comunicación en esta institución. Por ello tienden a realizar conversaciones en inglés.

Lo cierto es que el inglés se exhibe como un idioma muy blindado a nivel internacional. Gran cantidad de convenios entre países se llevan a cabo en este idioma. De hecho, la permanencia del inglés en la UE demuestra que este lenguaje sigue teniendo mucha importancia. Por eso, es necesario estudiarlo. Saber inglés abre muchas puertas de oportunidades a nivel internacional. Lo mejor es iniciar algún curso de inglés para adultos.

Algunos datos sobre el inglés en la Unión Europea

Cada vez que un país ingresa en la UE debe indicar cuál es su idioma oficial ante este organismo. Llama la atención que únicamente el Reino Unido ha dirigido el inglés, lo cual sucede en el año de 1973 cuando esta nación ingresa al club comunitario europeo. En dado caso, sucede que Irlanda y Malta también hablan inglés. Empero, estas naciones indicaron y preferían el idioma irlandés y el maltés como idiomas oficiales.

Por lo antes dicho, en la actualidad no hay otras naciones que hablan este idioma en la Unión Europea. Además, con la salida del Reino Unido no quedará ninguna nación en la UE que indique que su idioma oficial sea el inglés. No obstante, este organismo internacional seguir utilizando inglés y lo tendrá como una de las tiendas oficiales en sus estatutos. No dudes en empezar y aprender inglés básico.

Un idioma que se utiliza mucho en protocolos internacionales

Ocurre que el inglés es un idioma habitual en la Organización de Naciones Unidas (ONU). Igualmente, se utiliza muchísimo en gran cantidad de negocios internacionales. De hecho, suele ser el idioma que se utiliza cuando dos naciones de lenguajes distintos deciden comunicarse entre sí. Se le considera un idioma de uso tan globalizado, que la UE no considera conveniente descartarlo.

Vale decirse que, además, la Unión Europea, usa tres idiomas de manera recurrente en sus papeles de trabajo: el francés, el alemán y el inglés. Por ende, descartar el inglés implica eliminar buena parte de los protocolos y de los documentos de realizados. En suma, todo parece indicar que el idioma inglés seguirá siendo muy importante en el escenario europeo.

Y es que el inglés se utiliza en muchos escenarios. Verbigracia, suele ser el idioma predilecto de eventos deportivos como los Juegos Olímpicos. A esto se añade que muchos de los negocios a nivel internacional se realizan con el inglés como idioma intermediario. Los viajeros de todo el planeta suelen valerse del inglés para moverse entre territorios de idiomas heterogéneos. Basta con llegar a cualquier aeropuerto del planeta y darse cuenta que siempre hay letreros en inglés para ayudar a los viajantes.

El inglés se percibe como una lengua internacional

Desde el siglo XX, el idioma inglés el cobrador enorme jerarquía. ¿A qué se debe esto? Pues, no se puede negar que esto sucede en buena medida por la hegemonía que marca EEUU. Los norteamericanos se han convertido en un epicentro económico y cultural del mundo. Muchas de las relaciones comerciales de Europa se llevan a cabo con los estadounidenses. Por este motivo, el idioma inglés parece difícil que desplazar.

Vale decirse que sí se hace una encuesta en Europa, la mayoría de las personas dirán que saben hablar algunas palabras en inglés. Esto mismo sucede con el francés y alemán, es un idioma más acotados. No puede negarse que les ha logrado una enorme difusión todo el planeta. Por otra parte, para aceptar la continuidad del inglés en la Unión Europea, también hay que tener en cuenta a países fuera del mundo europeo.

Ocurre que la UE el centro de relaciones económicas y diplomáticas más efervescente del mundo. Desde Europa, se transan relaciones con América, Asia y Oceanía. En todos estos territorios, los países suelen utilizar el inglés como idioma para las relaciones internacionales. En tal sentido, si la UE desea mantenerse en las palestras internacionales, lo ideal es que conserve el idioma inglés entre sus herramientas de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *